Si no eres virgen acabarás en la cárcel

No, no es broma ni mucho menos y tampoco es para tomárselo a broma ni mucho menos, en una sociedad tan tan tradicional y tan estricta como la afgana una adolescente que pierde la virginidad se convierte en una amoral, en una criatura desechable y aunque suene muy fuerte en una criminal que merecerá la cárcel. Hoy en día en Afganistán las que no pasan la prueba de pureza satisfactoriamente acaban en prisión y lo mas cruel es que la mayoría se llevan a cabo sin el consentimiento de las propias mujeres, basta con una simple visita al hospital y que los padres les pidan a los médicos que examinen a su hija. A finales del año pasado en un reportaje de la BBC la ginecóloga Bobani Haidari informo que suele hacer mas de 10 test de virginidad al día y incluso algunas mujeres lo hacen mas de una vez, obligadas?.

Pero el control del estado sobre la mujer va mucho mas lejos, no en vano la policía cree que entre sus muchas obligaciones está la de arrestar a todas aquellas mujeres o chicas que ellos sospechan que hayan podido tener una relación fuera del matrimonio y las mas sospechosas son aquellas mujeres que se atreven a ir por la calle sin burka, que salen a pasear solas, pues bien, pueden ser detenidas en cualquier momento y ver si efectivamente son puras o no, muy fuerte desde luego. Pues bien, estas mujeres o chicas que son detenidas son llevadas a un hospital donde se lleva a cabo el test de virginidad contra su voluntad evidentemente, las autoridades tratan a la mujer como si fuera un animal de crianza y no dan valor ninguno a la mujer, las madres, hijas, hermanas, esposas no tienen valor alguno para los hombres afganos y mucho menos para las autoridades.

En Balkh, provincia al norte del país en su prisión se estima que hay mas de 200 mujeres en la cárcel apiñadas en celdas llenas de suciedad y muy pequeñas donde debería de haber tres personas pueden llegar incluso a meter a doce mujeres, algunas están ahí durante meses e incluso un año cuando solo deberían de estar detenidas como mucho tres meses y su único mal ha sido perder la virginidad.

Como es fácil de entender muchas chicas, mujeres e incluso niñas no aguantan tan presión, la soledad y muchas optan por las drogas o incluso por suicidarse. Un dato esclarecedor del enorme problema es este: de los 3.000 suicidios que la Comisión Afgana Independiente por los Derechos Humanos registró el año pasado, el 80% los cometieron mujeres y como escribió el político y estadista alemán Willy Brandt “permitir una injusticia significa abrir el camino a todas las que siguen”. Así estamos en pleno 2018 don de aún en muchos países no se respeta para nada el mas mínimo derecho y ya si hablamos de los derechos de las mujeres ni hablamos, no solo no se las respeta, se las humilla, se las trata como se tratan a los animales y en la comunidad internacional nadie dice nada, nadie hace nada y no sabemos el porque, que intereses hay detrás de la no acción por cortar semejante barbaridad? no lo sabemos y lo peor es que parece que no tiene remedio a corto plazo.